martes, 6 de enero de 2015

en defensa de los adolescentes



Llevaba mucho tiempo sin escribir. No sé si no tenía nada que decir o tenía demasiado. Quizás mucha tarea para dejarme publicar o pura vagancia. Quien sabe, qué más da. 

Acabo de leer un artículo en la revista Misión Joven de, como no podía ser otro, mi autor favorito, José Antonio Marina. Se llama "En defensa de los adolescentes" (se lo adjunto abajo). Creo que es capaz de unir ciencia y filosofía de una manera excepcional para poder entender la realidad vital, provocadora y desconcertante de los adoles.

En momentos me canso de ellos, pienso que ya me voy haciendo mayor para aguantar tanta tontería. En otros me sorprenden con genialidades, gestos o estupideces supinas incluso que sólo se explican por grandes pasiones.

Lo cierto es que el artículo me ha hecho reflexionar sobre la oportunidad más que sobre el tedio. Me quedo con la pregunta de cómo poder contribuir a su "costumización cerebral" para integrar nuevas pistas desde la solidaridad y la espiritualidad. Bueno, tocará ensayar y aprender.

Léanlo, no tiene desperdicio. 

Feliz día de reyes.



lunes, 9 de junio de 2014

mercenarios




Acabo de leer, en vísperas del inicio del mundial, que la federación nacional de fútbol le ofreció una prima de 720.000 euros (980.000 dólares) a cada miembro de la selección española si ganan de nuevo el mundial. Lo cual me ha quitado las ganas de seguirlo. 

También había leído, tiempo atrás, que a Messi le han subido el contrato a 20 millones de euros anuales. Lo cual supone que gana 54. 795 euros al día; es decir, 2.283 euros a la hora. Por lo que es bastante probable que el astro argentino gane más un domingo echando una reparadora siesta de dos horas que cualquier ciudadano sacándose la madre durante todo el mes. Y si hubiera inventado la vacuna del cáncer o un nuevo sistema económico, o algo parecido hasta lo podría entender. Pero la verdad es que no lo entiendo.


Las realidades anteriores son una vergüenza de tal calibre que me indignan. Entiendo que los miembros de cualquier selección no tengan que pagarse los viajes, estadías o equipamiento pero que cobren por llevar la camiseta de su tierra me parece de lo último. Habrá miles de jóvenes que lo harían gratis y darían una pierna por ello. Lo mismo con los equipos. El fútbol es un negocio de mercenarios que cambian de camiseta porque sólo quieren servir a unos colores, los del euro y el dolar. Y mientras, el mundo estando como está. Despidos, protestas en Brasil ante el gasto descomunal. Es verdad que da dinero y trabajo, pero también el narcotráfico.


Ya me harté. Espero que pierdan todos los partidos, me hago de un equipo africano. Y prefiero ver los partidos en la cancha del cole, son unos paquetes pero juegan por afición y pasarla bien, y que les vea alguna pelada. Motivos dignos del fútbol. No los económicos, vean.


Hace tiempo me declaré objetor de conciencia al servicio militar, creo que toca hacerlo con el "fútbol mercenario".

viernes, 28 de marzo de 2014

horóscopo



No soy muy adicto a leer los horóscopos, sana afición que tiene mucha gente cuando toma la prensa, más como entretenimiento que como ciencia.

La verdad es que la vida sería maravillosa según mi horóscopo, cada día una oportunidad de tener grandes oportunidades financieras y amorosas, cambiar la vida de rumbo, conocer nueva gente, etc. Eso pensaba yo, hasta que una estudiante, me dijo: "Pues según mi horóscopo soy un poco puta, porque cada semana me anima a dejar mi novio y lanzarme al nuevo". Nunca lo había pensado. Escribo estas letras porque se lo prometí y le tengo mucho cariño, y porque me parece una de las personas y frases más ingeniosas e inteligentes escuchadas en los últimos días. Lo recuerdo y todavía me sigo riendo.

Lo he estado pensando y creo que el sentido del humor, la alegría es una de las cualidades más humanas y necesarias. Las cosas de la vida son muy graves, demasiado a veces, y los problemas del mundo se antojan inamovibles; pero el humor, la ironía sabe ver los puntos débiles, las fisuras por las que la vida crece, sin necesidad de pelearnos con los devotos del horóscopo, por ejemplo. Para muestra: un botón. 


Por eso, desde acá le invito a esta ingeniosa estudiante (y a quien quiera) a que creemos un grupo de humor-teatro (puede ser virtual) para que, riéndonos de las cosas de la vida, podamos ser-crear algo alternativo dentro de un pensamiento único y gris en el que viven sumidos tantos jóvenes.

Espero sus respuestas. Y les dejo un horóscopo.